HABLO EL PRESIDENTE, PERO EVADIO EL TEMA DE LOS MUERTOS POR EL FRIO



Venezuela, fútbol y los Andes: ¿de qué habló Macri para no mencionar a los afectados por el frío?





Venezuela, la Selección, chicanas, y una insólita anécdota: los temas con los que el mandatario busca evitar la problemática de las miles de persona que duermen en las calles porteñas.

El 1 de julio pasado el frío azotó la Ciudad de Buenos Aires e hizo dramática la desgracia de dormir en la calle. Sergio Zacariaz, de 52 años, murió esa noche acostado en la calle Perú entre Venezuela y Belgrano, en pleno centro porteño y movió a diversos actores y referentes sociales para apalear las consecuencias de las bajas temperaturas. Muchos hablaron, debatieron, hasta llegaron a extremos como calificar a la ola de frío como una "campaña kirchnerista", tal como hizo el obsecuente diputado Fernando Iglesias. Todos hablaron, menos uno: el presidente Mauricio Macri.

Sin embargo, el silencio solo rodeó a la muerte de Zacariaz y a los miles que duermen en las calles porteñas cada noche porque, de otros temas, el jefe de Estado si estuvo dispuesto a hablar tanto en discursos como en las redes sociales. Acá recopilamos algunos insólitos árboles con los que Macri quiere tapar el bosque.

Venezuela:

"LOS QUE CALLAN SON CÓMPLICES", sentenció el presidente, en su cuenta de Twitter, casi como tirando una piedra del pecado propio que lo acecha a pocas cuadras de la Casa Rosada, y argumentó con un reciente informe sobre Venezuela publicado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 Y es que la expresidenta Michelle Bachelet documentó los hechos ocurridos en el último tiempo en el país gobernado por Nicolás Maduro y Macri no dudó en subirse a ese tren: "Hace más de una década que señalamos abusos en Venezuela. En febrero de 2014, mientras el gobierno argentino de entonces ratificaba el “apoyo total y absoluto” al gobierno de Nicolás Maduro, nosotros repudiábamos los actos criminales que se estaban ejecutando contra su pueblo", twitteó, y añadió: "Cinco años después, el sufrimiento, dolor y las innumerables violaciones a los DDHH produjeron el éxodo más grande de la historia de Sudamérica de la cual la Argentina es testigo directo con las decenas de miles de venezolanos que llegaron a nuestro país buscando refugio y paz.

La Selección y la Copa América:

El pasado martes 2 de julio, a menos de un día de la conmoción con la muerte de Zacariaz, el mandatario utilizó las redes sociales para mencionar la derrota de la selección argentina contra Brasil y añadió un escueto análisis: "Felicitaciones a Brasil, pero gran partido de la Argentina. Orgullosos de nuestros jugadores. Muchachos, hoy no ligamos nada".

Felicitaciones a Brasil, pero gran partido de la Argentina. Orgullosos de nuestros jugadores. Muchachos, hoy no ligamos nada.

El jefe de Estado hizo referencia a los problemas que la Argentina tuvo para definir las jugadas de gol que creó durante ambos tiempos: "Muchachos, hoy no ligamos nada". Eso también aplica a la gente que se muere de hambre por tus medidas gradualistas?", le preguntó un usuario de la red social Twitter.

Chicana a la oposición en un acto:

Mauricio Macri vivió un incómodo momento cuando, en medio de su discurso, una persona empezó a cantar "vamos a volver" y no pudo evitar chicanear sobre el tema ante las risas de sus militantes.

En el marco de la visita al avance de las obras de la autopista sobre la Ruta Nacional 3 que une los partidos bonaerenses de San Miguel del Monte y Las Flores se hizo escuchar el cantito peronista, a lo que el jefe de Estado devolvió: "pero ahora estamos cambiando esta historia, para que todos podamos volver a caminar por esta ruta como corresponde".

Ante las risas y los aplausos de los militantes, concluyó: "Eso queremos volver, a estar tranquilos todos. Son así los muchachos, son así".

Su accidente en el cruce de los Andes:

El presidente contó una inédita anécdota en la que contó que cruzó la Cordillera de los Andes a caballo. Y, aunque recomendó hacerlo, reconoció que no volvería a participar de la expedición porque se lastimó mucho.

"Hay gente que lo hace todos los años, yo creo que con uno vez alcanza, porque la bajada del caballo, mamita. Me tuve que meter a un lago, porque cuando bajé estaba todo raspado", lamentó.

EL DESTAPE

INFOMOVIL

Comentarios