FUEGO AMIGO: COMO SE TRANFORMO EL MAPA POLITICO CON LA PANDEMIA



«No soy amigo ni de Alberto ni de Macri», dijo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta cuando se le preguntó por el calificativo que en varias ocasiones le dedicó el presidente Alberto Fernández, con quien trabaja codo a codo por las políticas vinculadas con la cuarentena aunque pertenecen a espacios políticos distintos. Y abrió el interrogante sobre los vaivenes políticos en las relaciones del poder. Como pasa con los amigos reales, hay peleas, reconciliaciones pero tal vez entre ellos las haya menos que con quienes comparten sus propios espacios partidarios.

En verdad podría decirse que tanto para el Presidente de todos los argentinos como para el jefe porteño en muchas ocasiones cada uno resulta mejor amigo que sus propios compañeros. ¿O acaso Alberto y Cristina piensan exactamente igual en todo? Todo parece indicar que no. Por citar un ejemplo reciente, la vicepresidente se enojó por la convocatoria que realizó el Presidente el 9 de julio cuando sumó una foto con dirigentes sindicales y empresarios. A la vicepresidenta no le gustó que allí estuviera el timonel de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina. El primer mandatario dejó correr agua y este fin de semana acaba de anunciar, entre otras cuestiones, que enviará la reforma judicial al Congreso uno de los pedidos insistentes de su compañera incluso desde antes de la pandemia.

Larreta y Cambiemos

Larreta probablemente también se debe sentir, a veces. más a gusto con el Presidente. Le debe pasar cuando, por ejemplo, desde el núcleo duro del PRO, (fogoneado por el ex presidente Mauricio Macri) le cuestionan las fotos compartidas con el Presidente por los anuncios vinculados a políticas acerca de la cuarentena. De hecho en el gobierno anterior Larreta nunca fue el elegido por el ex Presidente quien habilitó internas en Capital que, finalmente Larreta ganó, pero sólo luego de que jefe político lo sometiera a ese desgaste como a lo mejor en otros distritos no lo hizo con otros dirigentes.

Finalmente, como dicen muchos encuestadores de distintas orientaciones con la grieta reavivada los únicos que ganan son Cristina y Macri, cuyas figuras parecen crecer de la mano de los extremos mientras que en el territorio del diálogo, el consenso y la convivencia político-partidaria ganan Alberto y Horacio. Pero, en fin, hoy es el Día del Amigo y se celebran sólo las coincidencias aunque no sean permanentes.

CRONICA

INFOMOVIL

Comentarios